APRENDIZAJE COLABORATIVO

lunes, 11 de abril de 2011

VENTAJAS Y BENEFICIOS DEL APRENDIZAJE COLABORATIVO


 Aumenta el aprendizaje, debido a que se enriquece la experiencia de aprender.
 Logro de objetivos cualitativamente más ricos en contenido, pues reúne propuestas y soluciones de varias personas del grupo. 
 Aumenta la motivación por el trabajo, puesto que hay una mayor cercanía entre los miembros del grupo.
Las ventajas observadas en relación a la dinámica grupal son: 
 Aumenta la cercanía y la apertura.
 Mejora las relaciones interpersonales entre personas. 
 Aumenta la aceptación de estudiantes con necesidades especiales. 
 Aumenta la satisfacción por el propio trabajo.
 Se valora a otros como fuente para evaluar y desarrollar nuevas estrategias de aprendizaje. 
 Se genera un lenguaje común, y se establecen normas de funcionamiento grupal.
Las ventajas observadas a nivel personal son: 
 Aumento y/o desarrollo de las habilidades sociales. 
 Aumento de los sentimientos de autoeficiencia. 
 Disminuyen los sentimientos de aislamiento. 
 Disminuye el temor a ser observados por otros.
 Disminuye el temor a la crítica y retroalimentación. 
 Incentiva el desarrollo del pensamiento.
 Se conocen diferentes temas y se adquiere nueva información. 
 Aumenta la autoestima y la integración grupal.


En el ámbito educativo
Algunos autores afirman que:" esta modalidad permite el trabajo de estudiantes que no están cercanos geográficamente y que por esta razón los resultados que se obtienen pueden ser más ricos que los obtenidos en colaboraciones cara a cara" (Cabrera, 2004)

Según el aporte de diversos investigadores, la enseñanza mediada por el computador lidera un gran cambio de la escuela, los profesores, los estudiantes y el currículo. No sólo origina cambios en la constitución de la organización escolar, sino que además favorece el aprendizaje de los estudiantes al promover habilidades de alto orden de pensamiento crítico, autonomía en el aprendizaje, colaboraciones más efectivas y habilidades sociales personales y de grupo .
El trabajo colaborativo incrementa:
1. "el aprendizaje de cada uno debido a que se enriquece la experiencia de aprender,
2. la motivación por el trabajo individual y grupal,
3. el compromiso de cada uno con todos, la cercanía y la apertura,
4. las relaciones interpersonales,
5. la satisfacción por el propio trabajo,
6. las habilidades sociales, interacción y comunicación efectivas y
7. la seguridad en sí mismo, la autoestima y la integración grupal.".

Estos son algunos de los beneficios que proporciona a los participantes el aprendizaje colaborativo:
  • Favorece la capacidad de resolver problemas de forma creativa, a partir de estrategias de negociación y mediación y la búsqueda cooperativa de alternativas.
  • Proporciona oportunidades para aprender a "ponerse en el lugar de otros" y genera empatía hacia los compañeros. No sólo se aprenden conceptos, sino también actitudes y valores.
  • Proporciona oportunidades de éxito a todos los participantes, por lo que mejora el rendimiento y la autoestima que, a su vez, repercute en una mayor seguridad y compromiso con el grupo.
  • Permite reducir estereotipos y prejuicios entre distintos grupos socioculturales, ya que los compañeros son percibidos como fuente de aprendizaje y no como competidores para alcanzarlo.
  • Mejora la motivación y las actitudes hacia la materia de estudio, hacia la figura del tutor y hacia la función de la institución formativa.
  • Favorece estrategias y procesos mentales de alto nivel que suponen un reto tanto intelectual, afectivo como conductual para el participante.
Para que el aprendizaje colaborativo funcione bien, será necesario incorporar explícitamente en cada clase cinco elementos esenciales:
  • la noción de interdependencia positiva
  • la conciencia de la responsabilidad individual y grupal
  • la interacción estimuladora entre los miembros
  • la evaluación grupal y
  • la enseñanza de prácticas interpersonales y grupales imprescindibles.
Es requisito para el aprendizaje colaborativo que se aprendan determinadas prácticas interpersonales y grupales.Enseñar procedimientos, destrezas y estrategias constituye un contenido relevante de la enseñanza escolar."Este tipo de aprendizaje dialógico facilita el desarrollo de aquellos procesos cognitivos como la observación, el análisis, la capacidad de síntesis, el seguir instrucciones, comparar, clasificar, tomar desiciones y resolver problemas, en los que la interacción enriquece los resultados y estimula la creatividad" (Calzadilla,2002)
BENEFICIOS  para los alumnos, desarrollan habilidades sociales como las siguientes: 
- Conocimiento y confianza entre los miembros del grupo, 
- Comunicación precisa evitando ambigüedad 
- Escucha 
- Respeto 
- Aceptación y apoyo de unos a otros 
- Solución de conflictos de forma constructiva.
Por otra parte, el aprender en forma colaborativo permite al individuo recibir retroalimentación, lo que facilita la aplicación de estrategias metacognitivas para regular su desempeño. El trabajo colaborativo, por ejemplo, obliga a los alumnos a chequear la propia comprensión de la tarea discutiéndola con otros, promueve la enseñanza de las estrategias que cada uno sabe al compañero contribuyendo a explicitarlas y hacerlas concientes, amplía nuestras capacidades creativas al operar con diferentes estrategias propuestas por el grupo, incita a reflexionar sobre el proceso de toma de decisiones, fomenta el análisis de puntos de vista diversos para confrontar soluciones o vías de solución alternativas, demanda la evaluación del éxito o fracaso obtenido tras la aplicación de las estrategias, etc.
El aprendizaje colaborativo es intrínsicamente más complejo que el competitivo y el individualista porque requiere que los alumnos aprendan tanto las materias escolares como las prácticas interpersonales y grupales necesarias para funcionar como grupo. El docente deberá enseñarles las prácticas del trabajo en equipo: cómo ejercer la dirección, tomar decisiones, comunicarse, manejar los conflictos, etc."Los estudiantes necesitan que se les enseñen explícitamente las aptitudes para la cooperación, la colaboración y la resolución de conflictos, y también practicarlas constantemente antes de internalizarlas y convertirlas en comportamientos grupales de rutina" (Sulman, Lotan, Ehitcom, 1999)
En este tipo de aprendizajes intervienen aspectos de la dinámica grupal como son el poder, la competencia, los liderazgos, los modos de comunicación, contribuyendo u obstaculizando la tarea. Por lo que es necesario que los miembros del grupo cuenten con herramientas para lograr el éxito propio y del conjunto. De lo contrario se corre el riesgo de promover experiencias caracterizadas por actitudes individualistas, en la que prevalecen los conflictos y las frustraciones de los miembros del grupo sin lograr una interdependencia positiva.
Es importante señalar también que un buen manejo por parte de los docentes del trabajo grupal puede tener un importante impacto en el aspecto psicológico de los alumnos al aumentar la autoestima de los mismos, ya sea por la posibilidad de demostrar habilidades o conocimientos que las tareas requieren de ellos, o bien por el reconocimiento de sus pares. Además, en este tipo de aprendizaje, cada participante asume su propio ritmo y potencialidades, impregnando la actividad de autonomía.
Mediante el aprendizaje colaborativo los estudiantes se ayudan mutuamente a aprender, a compartir ideas y recursos, además, planifican en grupo el qué y el cómo estudiar, lo que exige de cada uno de sus miembros compromiso y responsabilidad
David Perkins entiende a la cognición humana como una construcción social y cultural. “Los seres humanos funcionan como personas más el entorno porque eso les permite desarrollar mejor sus aptitudes e intereses”(Perkins, 1997). Este autor hace referencia a la “cognición socialmente distribuida” como aquella que se apoya en el trabajo socialmente compartido como condición para la construcción de conocimientos por parte de los alumnos. En este entendimiento, el aprendizaje cooperativo sería una estrategia didáctica imprescindible para la construcción del conocimiento en la “escuela inteligente”, en tanto se trata de una estrategia que orienta las interacciones entre pares de modo que resulten generadoras de aprendizajes significativos

Se ha señalado que la creación de ambientes de aprendizaje colaborativo, asistidos por computadoras, bosqueja un nuevo escenario para el proceso de enseñanza aprendizaje y aporta nuevos elementos para la aplicación de un enfoque constructivista en la enseñanza de la ciencia (Páez J., 1999).
Tradicionalmente la enseñanza de la ciencia, ha estado basada principalmente en la recreación de ambientes de aprendizajes en los laboratorios en donde se plantean situaciones semejantes a la realidad. Sin embargo, estas experiencias basadas en la simulación presentan grandes limitaciones para el proceso de enseñanza- aprendizaje. Entre estas limitaciones pueden citarse: (a) el grado de interacción que cada participante puede tener con la experiencia, sobre todo cuando se trata de un grupo de estudiantes muy grande, 
(b) el número de veces que cada estudiante puede repetir la experiencia dentro de un período académico, 
(c) el tiempo de programación para realizar las experiencias y (d) el aislamiento en que se encuentran muchos laboratorios de docencia, lo que no permite el intercambio de información con otros laboratorios.
La implementación de ambientes de aprendizaje colaborativo asistidos por computadoras permitirían, modificar el modelo tradicional de enseñanza de la ciencia, llevándolo a un modelo más activo basado en la construcción del conocimiento. Se puede vislumbrar los aportes de estas nuevas tecnologías de la siguiente forma: ·La incorporación del elemento lúdico como un componente del proceso de enseñanza aprendizaje, lo cual ha sido señalado por varios autores (Beichner, 1994; Pence, 1995-96; Wiburg, 1994) como importante para lograr imprimirle dinamismo y motivación al estudiante de cien-cia. ·Fortalecer el trabajo colaborativo en las actividades de clase. 
Este factor permitiría: 
(a) desarrollar actividades orientadas a proyectos que requieren cooperación estudiantil, tales como, recolectar datos, analizarlos y proponer soluciones en conjunto,
(b) compartir los datos y desarrollar proyectos con estudiantes de otras instituciones, 
(c) establecer contactos con científicos e investigadores para discutir y analizar temas del área, así como trabajar en conjunto con miras a establecer un lenguaje común y 
(d) desarrollar habilidades de comunicación y sistematización de la información, las cuales son vitales para el proceso científico y tecnológico (Restrepo, Venegas & Castañón, 1997).
·La manipulación de las situaciones a través de la realidad virtual. Este aspecto permitiría superar una de las grandes fronteras de la enseñanza de la ciencia, el poder experimentar sin correr riesgo. Esto no quiere decir que los ambientes virtuales puedan suplantar la experimentación real, pero si pueden permitirle al estudiante manipular las variables dentro de un laboratorio y observar los resultados de sus acciones, establecer pautas de trabajo y manejar una compleja red de información en un tiempo breve. Además ofrecen la oportunidad de repetir la experiencia cuantas veces quiera, sin que ello represente un gasto excesivo para el laboratorio. Si se desea utilizar estas herramientas para la enseñanza de la ciencia deberá tomarse en cuenta:
·La inversión inicial para implementarla. ·La utilización de una estrategia metodológica apropiada para conducir el proceso. Este es uno de los aspectos más importantes a tomar en cuenta, ya que el aprendizaje no se da solamente por poner en práctica una determinada tecnología, debiendo el docente planifi-car cuidadosamente la estrategia a utilizar dependiendo del objetivo a lograr. · El adecuado manejo de la tecnología que deben tener tanto el facilitador como el participante de estas experiencias. En este sentido la Institución educativa debe brindar el soporte técnico adecuado, para sacar el máximo de provecho de estas experiencias. . Dependerá de los resultados de futuras investigaciones y del trabajo colaborativo que realicen múltiples equipos multidiciplinarios, convertir estas posibilidades en experiencias significativas de aprendizaje,

YAMILETH  LUCENA